Toda la Informacion sobre Depilación Láser
Teléfono Gratuito: 900 902 203

Depilación láser de axilas

 

Las axilas son una de las zonas más baratas donde hacerse la depilación láser, por su pequeña extensión. Al ser menos centímetros cuadrados, necesitan menos pulsaciones y por tanto el precio es más asequible que en otras zonas más extensas del cuerpo.

Esto no sólo es un ahorro de dinero, sino también de tiempo. Las sesiones son rápidas y por tanto muy llevaderas.

A la hora de hacerse la depilación láser, cada zona del cuerpo es distinta y tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Las axilas, junto con las ingles, es una de las partes más demandadas por varios motivos.

Un tratamiento rápido, barato y efectivo

Al ser una zona en la que mucha gente se depila con cuchilla por evitarse el dolor de la cera, que puede ser llevadero en sitios como las piernas, pero resulta mucho más molesto en ingles y axilas por ser la piel más sensible. Esto hace que el pelo sea duro y oscuro, y facilita su eliminación.

Para rematar las ventajas, estamos hablando de una zona en la que no da el sol ni en verano. Por muy bronceados que estemos, las axilas permanecen blancas porque siempre están protegidas por la forma natural del brazo. Por lo tanto, la efectividad es aún mayor.

Los cuidados tras la depilación láser axilas

Como hemos dicho, se trata de una parte de piel bastante sensible, por lo que es importante cuidarla después de cada sesión con depilación láser.

Es conveniente seguir las instrucciones que nos dé el médico en el centro al que acudamos, y utilizar los productos que nos aconseje como más adecuados.

Por lo general, se suelen usar geles hidratantes y calmantes, por ejemplo a base de aloe vera, que es uno de los mejores reconstituyentes para la piel.

También hay que tener en cuenta que debemos evitar que nos dé al sol. Aunque, como hemos dicho, el propio brazo protege la axila, es preferible evitar la exposición directa, y si no queda otro remedio por la época del año, utilizar una crema con un factor alto de protección, así como evitar posturas en las que la zona quede al aire, como tumbarse con los brazos hacia arriba.

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies